Todos somos conscientes del envejecimiento de la población que vivimos en la actualidad. La esperanza de vida aumenta paulatinamente y los ancianos cada vez viven más, gracias a todos los avances de la ciencia y a los accesos médicos que tenemos a nuestro alcance. Todo ello implica del mismo modo, que la dependencia en las personas mayores, es un problema patente en la actualidad, debido a que la esperanza de vida de los ancianos es cada vez más larga, sumada a las carencias y achaques propios de la edad

Por eso, es importante que durante toda esta última etapa de la vida nuestros mayores reciban el mejor cuidado y la mayor atención posible para vivirla en plenitud y con la máxima felicidad. Sin embargo, es cada vez más difícil, debido a nuestra rutina diaria y a nuestras obligaciones, tanto profesionales como sociales, el poder dedicar todo el tiempo necesario a cuidar de nuestros mayores.

La mayoría de los ancianos son reacios a abandonar su hogar para ir a un centro, por lo que muchas veces es complicado poder hacernos cargo de ellos de la manera adecuada. Es normal que después de haber construido un hogar durante años, se resisten a abandonarlo, puesto que es ahí donde se sienten cómodos y seguros. A fin de cuentas, nuestra casa, es nuestro refugio, es el lugar a donde vamos a descansar, y donde compartimos las relaciones más importantes de nuestra vida. Es un lugar lleno de historias, afectos y emociones, por lo que, a nivel psicológico es un soporte importante para todos, y más para los mayores.

¿Qué nos puede aportar una empresa de asistencia a domicilio?

• Una de las primeras ventajas de la ayuda a domicilio es que las personas mayores pueden contar con ayuda de profesionales a cualquier hora del día. Procura una tranquilidad tanto para nosotros como familiar, como para la persona mayor que necesita de alguien en todo momento.

• Una herramienta de ayuda para que el anciano que recurra al cuidado de mayores se sienta bien, estableciendo una relación humana de calidad con el cuidador, con sensibilidad, respeto y discreción.

• Una opción para las personas mayores que se niegan en ir a un centro de mayores y prefieren permanecer en sus casas.

• Una manera de que el anciano siga manteniendo la autonomía e independencia necesaria para sentirse bien a pesar de sus limitaciones al sentirse cómodo y atendido en todo momento (tanto de día como de noche)

• Una mejora en el estado de ánimo de la persona mayor, debido a que en muchos casos, el cuidador no solo ayuda en lo que el anciano necesite, sino que le ofrece compañía y alguien que lo escuche y lo entienda en todo momento.

Son muchos los beneficios y necesidades que hacen que este sector está creciendo cada vez más, es algo indispensable en la sociedad, sobre todo, cuando cuidarnos a nosotros mismos se convierte en una tarea casi imposible.

Por esta razón, los servicios que ofrece Cuidasana se hacen cada vez más necesarios. Cuidasana ofrece servicios de ayudas a domicilio, que centran sus esfuerzos en dar facilidades a las familias para que los mayores y dependientes puedan permanecer en casa si así lo desean, siempre teniendo en cuenta los recursos para un cuidado personalizado adecuado y suficiente para cada caso particular. Somos conscientes de que cada persona tiene unas necesidades particulares, por ello, nos adaptamos a sus necesidades, ofreciendo un servicio personalizado y pensado para ti.

Una buena empresa de asistencia tiene que poder realizar las tareas cotidianas, el aseo personal, la alimentación de personas mayores,hacerse cargo de la medicación, ayudar a los ancianos a mantenerse activos, hacer curas básicas, preparar comidas saludables, hacer recados y compras. El cuidado de personas enfermas, acompañando al enfermo, así como velar por su movilidad y cuidado, incluyendo la prevención de úlceras si su movilidad es reducida y por supuesto ofrecerles compañía. También es muy importante el acompañamiento hospitalario en caso de necesidad, la persona acompaña día y/o noche, según las necesidades del paciente y su familia, para después informar diariamente de lo que ha ocurrido en su turno. Si lo que precisa es un  acompañamiento y una ayuda en casa, también puede contar con empleadas o empleados de hogar para la realización de labores domésticas como limpiar el polvo, pasar la aspiradora, fregar los suelos, hacer camas, hacer la comida, poner y quitar lavadoras, tender, limpiar cristales, hacer la compra…

Una empresa de ayuda a domicilio nos facilita todo lo que la persona mayor necesita para su bienestar. Ya sea que se necesite un cuidador o cuidadora las veinticuatro horas, o sólo en algunos momentos del día, cada caso ha de ser estudiado para ofrecer el mejor servicio. Como has podido comprobar, con Cuidasana  siempre contarás con personas cualificadas y con gran vocación por su trabajo.

www.cuidasana.com

Deja una respuesta