Aislados, sin sus familiares y sin estímulos, así es como están sobrellevando la pandemia muchos adultos mayores en las residencias.

Lo tremendo del Covid-19 es que para cuidar a los residentes hay que aislarlos y eso es lo duro, porque un adulto mayor lo que más necesita y lo que más quiere es cariño, cuidados y apoyo. Esa la gran paradoja de esta enfermedad tan infame.

Según la OMS, el 50 por ciento de los fallecimientos a causa de esta enfermedad en Europa se había presentado en hogares geriátricos. La OMS también ha sido clara en que las personas con enfermedades como diabetes, hipertensión, obesidad, cáncer y problemas respiratorios o cardíacos tienen más probabilidades de contraer el virus y morir.

La falta de estímulos está afectando a los residentes

La vida de los mayores en las residencias  ha cambiado radicalmente y esto los está afectando. Por ejemplo, una de las medidas adoptadas es suspender todas las actividades grupales, como el gimnasio  donde se  realizaba ejercicios a los residentes antes de la pandemia, ahora permanece cerrado, lo mismo ocurre con la participación  en talleres y diferentes actividades en las que socializaban y se divertían. Todo esto representaba estímulos mentales y físicos para los residentes y ahora que no los tienen, muchos se han deteriorado.

Pasan el día encerrados cada uno en su habitación, allí les llevan la comida y les hacen las terapias médicas que sean necesarias.

Muchos residentes, por su condición mental, no son conscientes de la presencia del coronavirus ni del riesgo que corren. Sin embargo, sus familiares sí están preocupados y llaman con frecuencia a las residencias  para preguntar cuándo podrán visitar a sus seres queridos. El mayor miedo de muchos residentes es no saber si podrán despedirse de sus seres queridos.

Una alternativa a las residencias es el cuidado de mayores a domicilio, permite vivir de forma autónoma, mantener la independencia y la intimidad, pero con garantías asistenciales.

El servicio de asistencia a domicilio es una opción menos conocida que las residencias.con la ventaja principal de que el mayor se encuentra en su domicilio, en su entorno conocido, rodeado de los suyos y con una asistencia personalizada y atendido en todo momento.

Cuando se conoce este tipo de servicios  todo el mundo los quiere y hay empresas como Cuidasana que se encargan de todo para que los mayores estén perfectamente atendidos en su domicilio. 

www.cuidasana.com

www.cuidasana.com

Deja una respuesta