Una de las situaciones más conocidas por parte del empleador cuando decide no dar de alta a una empleada del hogar, es por ahorrarse las mensualidades que hay que pagar a la Seguridad Social. El servicio doméstico siempre ha sido un sector que se ha caracterizado por promover, en muchas ocasiones, la economía sumergida. Esta situación se ha creado por ambas partes, puesto que, dependiendo de la situación, han creído beneficiarse uno, otro o los dos.

Por otra parte, hay ocasiones en las que la trabajadora puede que esté cobrando algún tipo de subvención o ayuda y no quiera perderla, por lo que es ella misma la que también acepta dicha situación.

Ahora bien… ¿realmente sale tan rentable? La multa por trabajar sin contrato en el hogar puede perjudicar tanto al empleador como a la empleada.

La sanción por falta de alta en Seguridad Social tiene diversos grados y el supervisor del inspector de trabajo es el que decide de qué índole debe ser la multa. La sanción puede rondar desde los 3.000€ hasta los 10.000€ dependiendo de la magnitud.

La mayoría de las veces la multa por trabajar sin contrato en el hogar o la multa por contratar a un extranjero en el hogar sin permiso suele recaer únicamente en la parte del empleador o empresa. En caso de accidente la cosa es aún más grave, si la cuidadora sufre un accidente, a parte de las implicaciones lógicas de su salud, inspección del trabajo puede iniciar una investigación para dilucidar si la empleada tenía o no contrato. Y en caso negativo, la multa sería de una cuantía muy elevada. Siendo la familia, los responsables últimos.

No obstante, si al abrirse dicha inspección, se descubre que la empleada tenía en concesión cualquier tipo de ayuda pública que se suprimiría en caso de volver a trabajar con un contrato en regla, la sanción también recaería sobre la trabajadora.

Por tanto, aunque a priori para los empleadores y en algunas ocasiones incluso a las empleadas les pueda parecer que eludir el papeleo de un contrato de trabajo formal puede ser un ahorro, la realidad es que puede salirle caro a ambas partes.

Contacta con nosotros

Realizamos los trámites que se han de llevar a cabo para dar de alta en la Seguridad Social a la trabajadora del hogar, Evitando así cualquier problema que conlleve a una sanción por parte de la Seguridad Social. Para resolverlo con la máxima rapidez posible, lo mejor es que te pongas en manos de profesionales como los de Cuidasana, expertos en el tema de contratación de empleadas del hogar tanto internas como externas o contrataciones por horas.

Llámenos al 625 048 671

Deja una respuesta